El turismo sostenible ahora también se presenta para los niños

El turismo es de esas actividades económicas más intensivas en cuanto a recursos y es por eso que se observa su potencial como una actividad perjudicial a la larga con relación al daño del planeta.

El turismo no tiene porque ser nocivo al igual que sus prácticas, que se pueden llevar a cabo sin comprometer los recursos. Cuando se busca involucrar a los niños en el turismo sostenible, un factor importante es el dominio de la lengua nativa del destino. Kids&us es una empresa especialmente diseñada para que los niños desde temprana edad dominen el inglese per bambini, pudiendo tener así una mejor experiencia durante sus vacaciones.

Cuando se planifican las vacaciones familiares, muchas personas piensan en un viaje donde se le enseñe a los niños que muchas de las actividades del ser humano no tienen que dejar una huella negativa en el planeta, iniciando desde temprano un cambio que ayudará a hacer del mundo un lugar más sostenible. Hoy en día existen destinos y empresas especialmente dedicadas al turismo sostenible, pero también se puede practicar este tipo de turismo mediante prácticas responsables sea cual sea el destino. La oferta de turismo sostenible para los niños va en aumento todos los años.

Las Naciones Unidas han establecido a nivel mundial que para que las actividades turísticas sean sostenibles, deben tomar en cuenta ámbitos diferentes como la identidad de género, la colaboración con la población local y el empleo digno, así como otros temas del ciudadano medio ambiental, bien sea ahorro hídrico y energético. El turismo sostenible para niños puede tener numerosas ventajas y enseñanzas como lo son la defensa y el amor por la naturaleza en un mundo donde los niños aprendan mejor. Ahora existen campamentos ecológicos, juegos y demás que permiten construir está relación.

También ofrece un aprendizaje sobre la vida silvestre natural, permitiendo que estos se acerquen a la naturaleza, dirigidos por personas calificadas que los enseñan a comprender las nociones básicas de las aves, animales, insectos y plantas de la región, y el cómo se relacionan para mantener un ecosistema en equilibrio. Gracias a esto se aumenta la concientización sobre la degradación ambiental, componente importante del ecoturismo, donde se debe informar a los futuros consumidores sobre la importancia de minimizar los desperdicios, erosión del suelo, contaminación del agua y del aire que perturban el medio ambiente.

Así se invita a los niños a participar en los esfuerzos de conservación, bien sea registrando los comportamientos de diferentes animales o aprendiendo del papel destructivo de las especies de plantas no endémicas que invaden el desierto, el turismo ecológico para los niños se presenta de forma entretenida y didáctica mostrando la fragilidad dentro del mundo natural y las posibles consecuencias de no conservar en el mundo que tendrán en un futuro.

Aquí se enseña como el impacto del turismo afecta el desarrollo sostenible de los recursos y medios de transporte y de cómo los países se centran en tecnologías con baja emisión de carbono. Permite el aprendizaje de nuevos idiomas y culturas, mediante nuevos alimentos y bebidas que promueve la divulgación y protección de las tradiciones culturales.

Deja un comentario